viernes, 22 de agosto de 2014

Bizcocho con crema pastelera



Buenas tardes, habéis visto que rápido, pues sí. Este deberíais de hacerlo sin falta, ya que está muy bueno. Veréis lo fácil que es de hacer y lo bueno que esta. Vamos a ponernos manos a la obra. Es nuestro bizcocho con crema pastelera.




Ingredientes para el bizcocho:
  • 3 huevos
  • 1 yogur de limón o natural
  • 1 medida de yogur de aceite de girasol
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 1 sobre de levadura.
  • Ralladura de un limón
  • Gelatina y agua.
Ingredientes para la crema pastelera:
  • 750 ml de leche.
  • 150 gr Azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • Canela en rama y piel de un limón
  • 70 gr. de maizena

Preparación:
Lo primero que tenemos que hacer es la crema pastelera para que se enfríe y la podamos echar sobre la masa del bizcocho. Cuanto más fría este mejor ya que sí no se hunde y la crema desaparece dentro del bizcocho.


Preparación de la crema pastelera:

Ponemos 500 ml de leche a hervir con una rama de canela, la piel de un limón y el azúcar.





A parte, ponemos en un vaso de batidora 3 yemas de huevo, 70 gr. de maizena y 250 ml. de leche. Batimos bien.


Cuando comience a hervir la leche del cazo,añadimos la mezcla que hemos batido anteriormente, poco a poco. Removemos continuamente hasta que se espese y ya tenemos la crema pastelera lista. Retiramos la canela y la piel del limón y reservamos en un recipiente hasta que enfríe. No os olvidéis de tapar la crema con un film transparente tocándola para que no forme costra.
A continuación preparamos el bizcocho. Este bizcocho es el clásico del yogur. Para mi uno de mis preferidos.

Elaboración:

Mezclamos los huevos, el yogur, el aceite y el azúcar. Añadimos la harina y la levadura y batimos todo muy bién.
Ponemos en el molde previamente engrasado (os aconsejo el spray desmoldante) y lo adornamos con la crema pastelera formando rombos.


Horneamos  a 160 grados hasta que al pinchar salga limpio.


Cuando se haya enfriado ponemos la gelatina por encima con la ayuda de un pincel.