viernes, 31 de julio de 2015

Tarta de Galletas del Príncipe

El verano es un no parar de hacer dulces. Tenía bastantes galletas del príncipe y había visto esta maravillosa receta. Me puse a ello y la verdad es que triunfé. Le encantó a todos mis amigos. Nunca hubiera imaginado lo fácil que es de preparar. Hoy mismo voy a preparar otra. Tiene una textura buenísima; es suave, blandita y te deja un sabor espectacular. Vamos a ello.
Ingredientes:
  • 250 gr. de galletas del príncipe. Si es de la marca príncipe es casi un paquete y si es de marca blanca y de las grandes seria medio paquete.
  • 3 huevos
  • 120 gr. de azúcar
  • 100 gr. de aceite (en la receta es de girasol pero yo no tenía y con el de oliva sale igual de buena)
  • 200 gr. de leche
  • 1 sobre de levadura en polvo, Royal o similar
Ingredientes para la cobertura de chocolate:
  • 1/2 tableta de chocolate fondant o de cobertura o de postres
  • 5 cucharadas de nata
  • 1 cucharada de mantequilla
Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es engrasar el molde con spray desmoldante o con mantequilla y harina como siempre se ha hecho (yo he preparado la tarta en uno de 30cm) y precalentamos el horno a 180 grados arriba y abajo.
Trituramos las galletas, (yo como no tengo thermomix las he triturado a mano).
Una vez trituradas, en el mismo bol donde las tenemos le agregamos todos los ingredientes restantes; los huevos, el azúcar, la leche, el aceite y la levadura.
Batimos muy bien y lo echamos a la fuente para hornearla.
Lo dejamos 45 minutos y pinchamos con un palillo para ver si ya esta cocida.
Desmoldamos sobre una rejilla mientras que preparamos la cobertura de chocolate.
Para ello ponemos en un bol la media tableta de chocolate partida en trocitos con las cinco cucharadas de nata y la metemos al microondas calentándolo poco a poco para que no se nos queme, cada 40 segundos lo tenemos que remover con una cuchara. -mucho cuidado con este paso, porque si se nos quema, se echa el baño de chocolate a perder-
Una vez el chocolate esté fundido, le añadimos la cucharada de mantequilla y renovemos bien.
Bañamos la tarta y adornamos con galletas del príncipe pequeñas.
Más fácil y rápida imposible. Espero vuestros comentarios. Uhmmmmm os aseguro que está riquísima.
Os enseño la foto un minuto después de emplatarla. Lo peor es que no duró ni cinco minutos.